Saturday, December 23, 2006

Ingratitud.



¡¡LO HICE POR USTEDES!!

El rugido que brotaba de su garganta, violento y salvaje, tenía sobre la muchedumbre enardecida el efecto contrario. Como licor al borracho, como gasolina al fuego, sus palabras incentivaban más y más la furia de los que lo rodeaban.

Hallábase con los pies sumergidos en una pirámide de ramas, troncos y trozos de madera, de cuyo ápice surgía un monolito largo y fálico. Cuerdas gruesas impedían que liberase sus manos y pies del contacto del monolito. Se iba a proceder a ejecutar a alguien que había cometido crímenes atroces y repulsivos.

"¡¡Tú mataste a mi hijto querido, maldito!!" Chillaba febrilmente una vieja obesa y lloriqueante, vestida de cenizo para hacer juego con el color de su alma. "...¡a mi niño lindo! ¡Lo mataste como a un perro, desgraciado, aquí te voy a ver cómo te quemas, hijo de puta!!"

Él volteó a verla, con los ojos inyectados en sangre. Las palabras de la vieja batallaban con el ideal por el cual él había venido a ese lugar.
"¡Si yo lo hice, fue porque...!" - Empezó a decir, pero fue interrumpido por el tronar del sacerdote que lo había juzgado en nombre del Señor...
"¡¡No mereces hablar ni explicarte, engendro de Satanás!! ¡Eres un enemigo de la vida, del derecho a vivir, de las criaturas de Dios! ¡Pero hoy serás enviado al infierno al que perteneces!!"

El que iba a ser quemado apretó los dientes, repleto de ira. ¿Por qué esta gente no entendía? ¿Por qué se unían a defender las causas equivocadas? ¿Había valido la pena tanta lucha? La respuestas se las daban, una y otra vez, los gritos que surgían del populacho.

"¡¡Hijo de puta, por tu culpa ya no puedo servir como hombre!! ¡¡Me mutilaste!!" Eran los gritos de un hombre, vestido elegantemente, poseedor de terrenos y fortunas. A su lado su honorable esposa profería obscenidades que en su exclusivo círculo de damas jamás se habría ocurrido pronunciar. Porque por culpa del de la hoguera, toda su imagen y su caché se había fragmentado en miles de pedacitos.

"¡¡Aleluya!!" Ladraba histérico el buen pastor. "¡Hoy es un día de celebración, aleluya! ¡Porque ha sido derrotado el poder satánico, aleluya! ¡El poder de los cielos está con nosotros, aleluya! ¡Hoy el juicio del Señor caerá sobre tí, pecador, maldito, oveja descarriada! ¡Aleluya! ¡¡ALELUYAAAAAAHHH!!""

Se empezó a dar cuenta que su lucha, sus esfuerzos, habían sido en vano. No merecían lo que había hecho, su deseo de darles lo que ellos todos los días pedían a gritos a todo lo que estuviera por encima de sus cabezas. El aborrecimiento y la rabia iban contaminando su alma rápidamente.

"¡He quedado en la calle por tu culpa, malparido, hijo de puta!" Reclamaba un joven relamido, con el rostro convertido en una máscara babeante de ira; aunque por momentos, sus ojos volaban a un rincón de la masa de gente, buscando una fémina, repleta ahora de joyas y telas elegantes, cuyo amor tras perder su fortuna ya no podía comprar.
Entre los clamores y aullidos de la gente, el hombre, el que iba a morir levantó su cabeza, miró intensamente a todos y cada uno de sus verdugos. Su voz nuevamente se alzó sobre la de ellos:
"¡¡POR ÚLTIMA VEZ, RECONOZCAN QUE LO OCURRIDO LOS HA BENEFICIADO!! ¡¡SÓLO ESCUCHAN LO QUE QUIEREN ESCUCHAR Y LO QUE COMPLACE A SUS CREENCIAS IMPÙESTAS!! ¡¡ABRAN SU MENTE, SE LOS DIGO!!"

La respuesta fue una andanada de insultos, escupitajos y pifias. El sacerdote y el pastor, enloquecidos, sedientos de muerte y asesinato, excitados al punto que sentían violentas erecciones dentro de sus pantalones, enarbolaban sendas antorchas flameantes. Y dijeron al unísono:
"¡¡Hasta aquí tus blasfemias, tus herejías, tus atrocidades!! ¡¡Vuelve al infierno donde perteneces, adorador del diablo!!"
Y juntos, simultáneamente, hundieron sus fuegos en la madera embebida de kerosene.

Una flor anaranjada y roja, gigantesca, cerró sus pétalos en torno al monolito y al que todos aborrecían. De entre las danzantes llamas surgía el alarido final del que moriría pronto, entre dolores atroces. La multitud bailaba, cantaba y coreaba alrededor de la pira. Ese ser aborrecido, del que tanto mal habían oído, iba a desaparecer con la venia de los avatares de Dios.

De repente, de entre ese crisol siseante, surgieron dos protuberancias luminosas. Dos enormes y traslúcidas alas. Las voces callaron. Los bailes se detuvieron. Todas las miradas estaban puestas en el ser que resistió la muerte y ahora mostraba su forma verdadera. Cayó la cortina de lujuria, morbo y frenetismo mostrando ahora un núcleo negro y chorreante. Miedo. Terror. Horror absoluto. Más de una vejiga se vació y las heces mancharon más de un interior.
Las alas dieron un batir violento y todo rastro de llamas desapareció. Ahora sólo la luna llena, y el propio resplandor del ser inmolado era la fuente de luz de los aterrorizados ojos del populacho. Ese ente, brillando su carne como gema líquida, empezó a hablar...

"USTEDES... USTEDES SON CULPABLES DE SU PROPIA DESGRACIA. YO FUI ENVIADO EN RESPUESTA A SUS INNUMERABLES RUEGOS POR JUSTICIA Y PAZ. HABÍA VENIDO A QUITARLES DE ENCIMA A AQUELLOS QUE LOS HACÍAN MISERABLES..."
Ni un murmullo podía oírse. En ese momento, su voz era el absoluto antónimo del silencio.
"TÚ, MUJER (dijo mirando a la obesa señora que tanto lo maldijo), HABÍAS PARIDO A UN ASESINO POR PLACER, UNO QUE SIN REMORDIMIENTO ALGUNO HUNDÍA CUCHILLOS Y DISPARABA BALAS... ÉSE ERA TU HIJITO LINDO, QUE INCLUSO TE GOLPEABA CUANDO, BORRACHO, VENÍA A RECLAMAR ATENCIONES. ÉSE ERA TU NIÑITO, MUJER ESTÚPIDA..."
"Y TÚ, HOMBRE IMPORTANTE, LO QUE YO TE ARRANQUÉ DE CUAJO, DEJÁNDOTE SIN EMBARGO VIVIR, LO HABÍAS INTRODUCIDO SIN PIEDAD EN JOVENCITAS INDEFENSAS, A LAS QUE LUEGO HACÍAS CALLAR CON TU DINERO. NADIE PUDO CASTIGARTE POR TU POSICIÓN Y TU FORTUNA, SALVO YO... Y ES POR ESO QUE SE DESCUBRIÓ TU HIPOCRESÍA Y ALCAHUETERÍA, MUJER DE ALCURNIA Y CLASE, SEGÚN TÚ..."
"Y EN CUANTO A TÍ, JOVEN DESPOSEÍDO, SEGÚN TÚ INJUSTAMENTE, YO TE ARREBATÉ LAS RIQUEZAS FORJADAS EN BASE A NIÑOS DROGADOS, PERSONAS VENDIDAS Y DIGNIDADES OFERTADAS. Y TODO ESO PARA COMPRAR LOS FAVORES QUE TÚ CREÍAS AMOR, DE ESA MUCHACHA QUE LO ÚNICO QUE TENÍA EN MENTE ERA SU SIGUIENTE VESTIDO O SU PRÓXIMA JOYA..."
"Y AÚN ASÍ, SABIENDO Y CALLANDO LOS VERDADEROS CRÍMENES QUE YO ME DI EL TRABAJO DE CASTIGAR, OBEDECIENDO LAS ÓRDENES DE ESTE PAR DE FANÁTICOS, DE ESTE DÚO DE MANIPULADORES DE CONCIENCIA, QUE JUNTOS HAN COMETIDO TANTOS CRÍMENES COMO LOS ANTES MENCIONADOS; DECIDIERON ALZARSE EN MI CONTRA Y DECLARARME CULPABLE DE HABER IMPUESTO LA VERDADERA JUSTICIA"

Y dando paso a un gesto de tristeza, sentenció:
"NO SON DIGNOS DE SER LLAMADOS HIJOS DE DIOS..."

Las alas nuevamente se abrieron, y esta vez brillaron cegadoramente. La natural histeria y pandemonium que se habría dado no ocurrió, puesto que en los organismos de todos ellos, las arterias que irrigaban sus cerebros, repletos de prejuicios y supersticiones, empezaron a estallar. Simplemente, con el pasar del resplandor, la gente silenciosamente iba muriendo. Hasta que sólo el ser alado quedó en pie.

Y empezó a elevarse rápidamente, traspasando fronteras físicas que ninguna mano humana podría siquiera medir. Sus ojos, melancólicos, miraron por última vez ese campo lleno de cadáveres.
Ahora rendiría su informe, del cual dependía toda la humanidad.
Y no iba a ser nada favorable para nosotros....

6 comments:

Alice in Oz said...

Siempre lo he dicho, los seres humanos son una raza que se merece la exterminacion de cualquiera de sus Dioses inventados.

Dragonfly said...

Tofu!!! sin palabras, no te digo que me comí las uñas poque estaba comiéndo una guayaba, pero me encantó, bueno eso es lo normal, me encanta como escribes.

Besos ;)

Espero y deseo lo mejor para vos y tus seres queridos en el 2007

Darth Croxus said...

Los humanos son criaturas crueles a veces me avergüenzo de llevar su disfraz.

Gracias por la visita a mi humilde blog.

Que la Fuerza te acompañe

Cicutarsenica said...

¡Sensacional!Me encantó. Es un gusto visitarte de nuevo, espero que pases un fin de año genial. Mis mejores deseos para el 2007

Megumi-san said...

Muy bien escrito, te felicito realmente, logràs describir de manera muy precisa, por lo que la escena se hace muy fácil de compreder y adentrarse en ella...

Muchas felicitaciones por este cuento... me gustò mucho....


Cuìdate, nos estamos leyendo...

Freyja said...

escribes bien y cuentas bien te felicito
tienes magia
gracias por tus saludos en Solo Sueños y que te gusten mis letras
a sido un gusto llegar aqui y leerte
Feliz dia de Reyes y un buen fin de semana
besitos




besos y sueños