Saturday, March 14, 2009

Iron Maiden en Quito. Nada puede superar esto.

Pues bien gente arrecha y rockera que lee esto, sinceramente pienso que el principal post crónica sobre tan excelsio evento lo encuentras en el lugar de los Rock-warriors, por tanto la entrega de este humilde servidor es sólo una versión de las miles que dieron el concierto.

Tras haber hecho el canje de la preventa y luego de haberme echado tremenda cola para acceder a Tuboleta, me topé con mi mejor amigo de Manta, y tras conversar y comprarle una entrada para un pana de él, me invitó a acompañarlo a algunas notas. Muy a mi pesar, tuve que rechazar su invitación, puesto que muchos panas más estaban formando cola y mi afán de pegármeles (sobre todo para ahorrarme la molestia de las colas) era prioritario. Así que bajé hasta la estación del trole, viajé hasta la parada del Recreo, donde un montón de gente rocker copó el trole que iría hasta la parada del registro civil, a un paso del estadio del Aucas, lugar del concierto.

Yo también comentaba a algunos lo RUIN que había sido el intendente de policía al haber recién hace unas horas otorgado el permiso municipal para la realización del concierto. Era inadmisible que ante un grupo de tanta trayectoria mundial se le dificultara la presentación en un país novato de rock. Pero claro, como bien dice el zoquete abombador del Abad, estamos en ABSURDISTÁN y era obvio que algún miembro del Opus Dei o imbéciles parecidos dieran todas las contras y los peros para que estos dioses del rock tocasen. Nuevamente los prejuicios, el curuchupismo, la tragadera de hostia, el fanatismo religioso y la kikuyada intentaban sobreponerse al arte, a la cultura y a la buena música. Porque yo me apostaba seguro 100-1 que cada vez que llegaba GENTUZA tipo Aventura, Daddy Yankee o cualquiera de estas porquería ahí sí 48 horas antes que pusieran sus pies infectos en suelo patrio, todos y cada uno de los permisos y salvoconductos estaban impecablemente firmados.

En fin, por suerte ya estaba todo legal.

Dando vueltas por la marea de cuero negro, empecé a ver rostros conocidos. Comenzando por un dark-master (Polaco) y por uno de los integrantes del taller literario, me vi con Atrapasueños y algunos integrantes de Puta vida, como Marcelo y Luna. Ya Atrapa estaba con sus cervezas encima, me habría quedado largo con el man, pero debía ir a la fila VIP para buscar a la gente guayaca, y la encontré. Ahí estaban sobre todo Master Guille, Roberto y el Vikingo, PatoDark, la Barba y Ma. Candela. Por otro lado me dijeron que estaba la Gaby pero no la pude ver. De algún lado Bonny me envió un mensaje diciendo que me había visto pero tampoco pude vislumbrarla.

En fin, había traido un par de botellitas de agua mineral, muy bienvenida para la gente deshidratada de tanto aguantar sol serrano. Tras aguantar hasta las 16:00 se abren las puertas y se da, para variar el estricto requise de cinturones y todo lo que según los pacos, se consideraba como contuso y potencialmente peligroso. Ya me hice la idea que iba a perder mi cinto en la requisa, pero por temor a que me afanen la cámara me la guardé donde pocos meterían la mano. Sí, justamente... ahí. Pero me traicionó la jugada pues la puta camarita no hizo otra cosa que resbalar e irse por las perneras cosa que yo por la acomodadera me agarraron entre un paco y un organizador y me hicieron mostrar el contenido de mis pantalones, pensando que traía droga, armas, y todo lo que es usual en los conciertos de reguetón gomero. Ni modo pues, mostré todo. Y suerte que el organizador mostró dedos de frente al decirle al policía que quería bajarme la cámara (so pretexto de prohibición) que igual la gente llevaba celulares con cámara, cosa que era innecesario confiscarme la cámara o las pilas en todo caso. Uff... pero para que se den cuenta que sólo en los conciertos de Rock pasa esto. Cuando son las convenciones de delincuentes, proxenetas, gomeros y violadores (conciertos de Aventura o Don Omar) ahí sí pasa el licor, las balas, ametralladoras y molotov. "Para darle emoción al concierto", dicen... Luego de toparme de vuelta con los ilustres, por fin pudimos sentarnos en la hierbita cubierta de un velo oscuro. Así que ahora empezamos a contar las horas mientras tanto me hacía amigo de algunos que nos rodeaban. Ya al romper la noche justo a las 20:00 abrió el concierto la hija del duro de la banda. Y tocó y cantó muy bien, y que conste que esta chica combinaba talento y belleza. Claro que sus atributos físicos fueron degustados por lo menos verbalmente entre todo el grupo de manes (bandejón fue una palabra muy repetida).


Salió la hembrita y dio paso a una angustiante espera.

Ya había pasado de las 21:00 cuando debía comenzar el concierto pero al parecer por una demora de un camarógrafo cabrón estaban haciendo problemas. La cosa es que finalmente 10 minutos pasados las nueve, dio inicio el concierto. Francamente no hay palabras suficientes para describir la intensidad, la música, el espectáculo, la unión de la gente que estaba a full... Y de buena suerte casi al lado mío estaba sin que me hubiera dado cuenta, mi mejor amigo. Todo el concierto ahí hombro con hombro, saltando y coreando junto a esa marea rocker. El mosh casi no se dio, pese a lo intenso de las canciones, puesto que la calidad de la música hacía que la gente no quisiera perderse ni un segundo de cada una de las melodías. 22:45 y el conjunto terminaba, para que la gente le aclame un ENCORE cerrado, con lo cual nos brindaron tres canciones más y terminó. Todos y cada uno bendecidos con tanta música de la buena.

Ahora tocaba la salida, algo muy reprochable que más de 20000 personas tuvieran que salir por un BOQUETE de dos metros de ancho, fue algo exasperante e indignante. Eso amén que las señales celulares estaban tronchadas por lo cual comunicarse fue casi imposible. Tras finalmente salir, entre Guille y Barba tardamos hora y media en conseguir taxi, y de los piratas. Habían pasado CINCO amarillos pendejos ninguneándonos el servicio, tal vez basados en nuestra pinta negra, lo cual era muy reprobable. No hubo siquiera un acuerdo entre taxistas, peor buseros, para que algunas unidades estuvieran disponibles y transportar tantísima gente. Así que para los eternos batracios de los buseteros, ahí les dedico este videíto.


Por batracios y zoquetes. Amén del diario infierno que nos hacen vivir. MMV.

Igual, la experiencia fue única. Como ya dije, Master Guille tiene una reseña mucho mejor que la mía, así que les recomiendo verla. Ahora, las fotos.


Para editor soy una bestia, me doy cuenta...

Antes y durante. Definitivamente, EL MEJOR CONCIERTO DE LA VIDA ECUATORIANA.

5 comments:

Lobita Del Sur said...

Y lo mejor es que fue en mis tierras sureñas :D

Me imagino que estuvo bacán el concierto. Yo estaba casi muerta ese día, muy enferma, ni para ir a asomarme :-(

Pero me alegra que lo pasaran chévere :D

Guillermex said...

estimadísimo Doc:

Que excelente la edición de las fotos! jaja

Por cierto, sin duda el mejor concierto de la historia republicana de este pisoteado país.. Y fuimos de los pocos privilegiados que estuvimos presentes..

UP THE IRONS

lully desnuda said...

Protesto, los vídeos no nos muestran a Iron Maiden. Rico que nos hayas compartido lo que allí pasó pero quedas en deuda. Por acá estuvo sólo en Bogotá, la capital de Colombia, sniff porque para entrar, hubo gente que estuvo hasta dos días antes de.

Besitos!

Esteban said...

Alta banda muy grossa esta!!! esto si es musica... muerte al regayton!

c@rito said...

jajajaja
Sos un gran fanático por lo visto!